Federación de Enseñanza de CCOO de Cantabria | 24 abril 2024.

Los sindicatos STEC y CCOO, con mayoría en la Junta de Personal Docente No Universitario de Cantabria, se oponen al genocidio en Palestina

    27/02/2024.
    Junta de personal docente de Cantabria

    Junta de personal docente de Cantabria

    En menos de medio año, han sido asesinadas más de veinticinco mil personas, de las cuales doce mil eran menores de edad. Sistemáticamente son bombardeadas escuelas y hospitales por Israel, quien tampoco duda en cortar luz y agua a una población palestina que ve como sus derechos más básicos son violados una y otra vez. No hay razón para justificar el dolor, la miseria y la muerte a los que se ven sometido el pueblo palestino. Los trabajadores y las trabajadoras de Gaza y Cisjordania, incluida Jerusalén Este, y demás lugares del país malviven y resisten, esperando una solución a un conflicto que se alarga ya demasiadas décadas.

    Por si esta violencia física directa no fuera suficiente, en lo que respecta al mundo del trabajo, más de dicienueve mil trabajadores y trabajadoras han visto como Israel cancelaba sus permisos laborales, condenándolos al paro en un contexto dramático. En el ámbito educativo, las autoridades israelíes han destruido escuelas, universidades y bibliotecas. Hasta la propia UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, ha advertido ya de las consecuencias que tendrán estos ataques al sistema educativo palestino.

    Si la comunidad educativa de Cantabria, como el resto del país, se volcó con el drama de la guerra en Ucrania, hoy no podemos mirar hacia otro lado ante el exterminio sistemático de la población palestina.

     Por ello, los sindicatos STEC y CCOO, con mayoría en la Junta de Personal Docente No Universitario de Cantabria manifestamos:

    -        La necesidad urgente de un alto al fuego

    -        La exigencia del fin inmediato de la venta de armas a Israel

    -        El rechazo al régimen de apartheid al que Israel somete a la población palestina.

    -        La exigencia del reconocimiento internacional del Estado Palestino, con las fronteras de 1967 y su capital en Jerusalén Este, como herramienta para garantizar una paz prolongada en la región.

    -        Nuestra plena solidaridad con los sindicatos palestinos e israelíes que luchan por la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras de la región, comenzando por poner fin al genocidio.

    -        El posicionamiento claro de la Consejería de Educación de Cantabria y demás instituciones de Cantabria en defensa de la población palestina, de la misma manera que, en general, no dudaron en posicionarse ante el conflicto en Ucrania.

    blanco