Federación de Enseñanza de CCOO de Cantabria | 22 julio 2024.

CCOO exige el cese del número 2 de Educación tras constatar la nefasta gestión de los fondos europeos para digitalización de las aulas

    20/06/2024.
    Conchi Sánchez durante la rueda de prensa

    Conchi Sánchez durante la rueda de prensa

    • La Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria ha señalado que el encadenamiento de malas decisiones políticas ha provocado la pérdida de 2,8 millones de euros
    • Conchi Sánchez: “El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno nos ha dado la razón y ha resuelto que la Consejería está obligada a facilitarnos toda la documentación del expediente”

    La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha exigido hoy en rueda de prensa el cese o la destitución del número 2 de la Consejería de Educación, José Luis Blanco López, director general de Calidad, Equidad Educativa y Ordenación Académica, tras constatar tras un exhaustivo seguimiento y análisis de lo ocurrido, que su gestión de los fondos europeos, concretamente los destinados a la digitalización de las aulas, es decir, el Plan Nacional de Capacidades Digitales (Digital Skills) ha sido nefasta.

    El sindicato ha incidido en que un encadenamiento de malas decisiones políticas ha provocado que se pierdan 2,8 millones de euros para la compra, instalación y configuración de 3.233 unidades de puestos informáticos, como se desprende del seguimiento, análisis e investigación realizada por la federación.

    “Durante todo el curso hemos estado pidiendo, sin éxito porque no hay transparencia, documentación al respecto, incluso presentando una reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, que nos ha dado la razón y ha resuelto el pasado 5 de junio que la Consejería está obligada a facilitarnos toda la documentación obrante en el expediente hasta el mismo día del desistimiento del contrato”, ha señalado Conchi Sánchez, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria.

    El sindicato ha recordado que el anterior gobierno autonómico destinó 10 millones de euros para equipar las aulas con Pantallas Digitales y que, en paralelo, se tramitó otro expediente de licitación por valor de 2,8 millones de euros porque los que había en las aulas estaban y están obsoletos a nivel de hardware y software, una compra que, en un principio, había quedado estancada y que finalmente es fallida.

    “En primer lugar porque aceptan a una empresa que previamente había sido propuesta para ser excluida de la licitación en dos ocasiones y que había presentado una oferta anormalmente baja. Al final, el 31 de agosto de 2023 se la propone la adjudicación de la compra de esos 3.233 puestos o equipos informáticos a dicha empresa”, ha apuntado Sánchez, que ha continuado manifestando que, “50 días después de la propuesta de adjudicación desisten de la adquisición de los equipos informáticos, justificándolo en un posible incumplimiento en el plazo de ejecución”.

    Una situación incomprensible a la que se le siguen sumando otro tipo de ocurrencias como la de tramitar siete contratos de suministros por un importe de 700.000 euros, de los cuales únicamente resuelven 3 y desisten nuevamente de cuatro, “por lo que su solución propuesta para intentar salvar una pequeña parte de los fondos europeos termina siendo una chapuza", ha afirmado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria.

    Ante tal despropósito, el Gobierno de Cantabria no hizo nada para enmendarlo y decidió no incluir en los Presupuestos General de Cantabria de 2024 una partida presupuestaria propia para la renovación total o parcial de todos los equipos informáticos obsoletos y desfasados, lo que apenas hubiese supuesto un 0,3% del presupuesto de la Consejería de Educación y encima José Luis Blanco decide interrumpir el reparto de las PDI en las aulas de los centros públicos.

    “Entendemos que es una falta de respeto al trabajo de equipos directivos, coordinadores DECODE y docentes en general que han tenido que elaborar unos proyectos, hacer una formación muy específica y se han generado unas expectativas y programado con unos recursos que servían para implementar y modernizar los procesos de enseñanza- aprendizaje, los cuales no han llegado. Y, por tanto, no se han visto cubiertas las expectativas”, ha dicho Sánchez.

    La secretaria general de la Federación de Enseñanza ha concluido afirmando que “no se puede dar la espalda ni cerrar los ojos ante la revolución digital en la que estamos inmersos, privando al alumnado de los recursos y, especialmente, de la oportunidad de educarles en un uso responsable y productivo”.

    blanco